Lunes, 12 Octubre 2015 21:37

“Perdón por el retraso; estaba haciendo los chilaquiles”: Senador Gil Zuarth

Por 
Valora este artículo
(5 votos)

Por Nancy Rodríguez

De muy buen humor, el nuevo Presidente del Senado, sostuvo una amena charla de acercamiento con los representantes de los medios de comunicación, que cubren la fuente del Senado de la República.

Contento, atento y entusiasta, el Senador Roberto Gil Zuarth, reconoció que era uno de sus sueños: Llegar a ser Presidente del Senado.

Al inicio de su charla comentó en broma “Perdónenme por el retraso, pero estaba terminando de hacer los chilaquiles y en consecuencia, llegué un poco tarde. Me preocupaba que quedara muy picosa la salsa, entonces la tuve que repetir tres o cuatro veces. Como todo en la vida: ensayo y error”, -sonrisas-

Así iniciaba su dialogo, en el piso 14 de la Torre de Comisiones del Senado de la República con los medios de comunicación.

Ser Presidente de este órgano legislativo es una actividad que le llena de orgullo y satisfacción, nos dice “Se me ha ido como agua entre las manos, va rapidísimo y sobre todo en este mes de comparecencias”, señaló. Y recuerda que sólo le quedan 10 meses,  21 días por delante, para ser precisos, adviertió.

“Para mí, sí había sido un sueño ser Presidente  de la Cámara” nos dice  “no por el ánimo de una ambición personal, sino porque la vida parlamentaria es quizá una de las dimensiones de la política más enriquecedoras que existen”.

Roberto Gil Zuarth pertenece al Partido Acción Nacional (PAN) es un político de 38 años de edad que nació en Villaflores, Chiapas, egresado de la licenciatura en derecho del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), su alma máter, que con orgullo lo predica. Asimismo,  tiene una maestría en derecho constitucional por la Universidad Carlos III de Madrid.

Este año para mí-comenta el presidente del Senado- es un año de una gran responsabilidad evidente, obvia después –agrega-  de haber  sido prácticamente de todo en el Congreso”.

Y recuerda su trayectoria “Entré en 1997 a la Cámara de los Diputados, literalmente de pasante, no me pagaban nada” puntualiza entusiasmado el Senador, “estaba estudiando la carrera. Entré primero al área de servicios parlamentarios; luego me ‘jalaron’ al Grupo Parlamentario del PAN. He sido Secretario Técnico de Comisión y Vicecoordinador parlamentaria del Órgano de Gobierno”.

También, agrega  “He sido diputado, senador, vicecoordinador, presidente de Comisión, y para mí sí había sido un sueño ser Presidente…”

En el Senado de la República, comenta el congresista, “aquí sí la pluralidad implica muchos retos. Tomar decisiones en la complejidad de quienes  son diferentes, es más difícil que simplemente administrar, o bien, tomar decisiones desde el Ejecutivo”.

Su alma máter, el ITAM, le concedió en 2013 el premio al Mérito Profesional en el Sector Público, premios que entrega, año con año, a distinguidos exalumnos que se desempeñan en diversas áreas laborales.

En la charla con los medios, Gil Zuarth anunció los tres principales ejes de acción durante su presidencia:

Primero.- Orden administrativo.

Segundo.- Un plan de austeridad ambicioso y

Tercero.- Máxima transparencia.

También habló del Ejército, de la PGR y hasta del Papa, esos temas los tocaremos en otra entrega.

A la par de su carrera política, El nuevo presidente del Senado, ha impartido cátedra en la Universidad Anáhuac del Sur sobre procesos constitucionales y sobre teoría política, además de ser coordinador académico del diplomado en derecho electoral en el Instituto Tecnológico Autónomo de México desde mayo de 2005, entre otras actividades.

Durante el desayuno con los medios,  el congresista lamentó que la imagen de la política este tan deteriorada. “El parlamento debería ser una de las instituciones más apreciadas en la sociedad y tenemos un reto por delante”.

Ante este panorama el Senador Gil Zuarth se comprometió a recuperar el prestigio de ejercer la política,  precisó que “soy un defensor de la política. Yo no soy de los que creen que la política es inútil, ocasión de abuso o de privilegio…”.

“Desprestigiar a la política, al sistema de partidos o a los políticos. Me parece que  es suicida”, subrayó

Debemos, como país, reivindicar a la política, a la buena política.

¿Y cuál es la buena política? “La que crea instituciones; la que resuelve problemas…”.

Y en tono serio aseguró lo siguiente “Estamos como niño buleado. Estamos como niños buleados –aclara-  perdónenme, es la verdad. Estamos, como decía Carlos Castillo Peraza, acosados como perros, acosados en una esquina enseñando los dientes y ver cómo nos defendemos”.

“El discurso ya obvio entre nosotros es decir: Es que los ciudadanos desconfían de los políticos y de la política”.

Y lamentó lo siguiente “Estamos utilizando el término político como insulto, ´Es que es político’, ¡nosotros mismos!”, enfatiza.

Ojalá, después de este año  “le dé como legado al Senado un par de puntitos en el aprecio social”, manifestó

Roberto Gil Zuarth, un presidente, joven, entusiasta, pero sobretodo hábil, preparado y con enormes deseos de trascender en el ámbito político.

“Espero que los chilaquiles hayan estado buenos” –dice en tono de broma-  toda la mañana me tuvieron ahí trabajando, dorando las tortillas”. Y así, quedamos de repetir el desayuno, como un ejercicio saludable de dialogo y cercanía con la prensa.

Visto 2387 veces Modificado por última vez en Domingo, 25 Octubre 2015 04:20