Viernes, 04 Noviembre 2016 12:54

La política exterior se construye día a día con amor por México: @ruizmassieu

Por 
Valora este artículo
(1 Voto)

       Por Nancy Rodríguez

*La canciller compareció en el marco de la glosa del IV Informe de Gobierno.

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Claudia Ruiz Massieu Salinas, aseguró que ante los desafíos que se presentan, a nadie conviene una política exterior debilitada o dividida, por lo que quienes inciden en ella “estamos llamados a cerrar filas y a encontrar coincidencias, porque por encima de ideologías, agendas particulares o de partido, todos compartimos el compromiso y la convicción de servir a nuestro país y a nuestra gente”.

Lo anterior, dijo, en el contexto de un proceso electoral en Estados Unidos de América atípico, convulso y en gran medida imprevisible, en el que México y los mexicanos se han vuelto parte de la discusión política, como pocas veces antes en la historia.

Durante la comparecencia de la canciller ante el Pleno del Senado de la República, con motivo del análisis del IV Informe de Gobierno del Ejecutivo federal, los senadores se refirieron a temas como la invitación del Presidente de México al candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, a las crisis migratorias, comercio exterior, y al voto de México ante la UNESCO para censurar a Israel.

En su primera intervención, Ruiz Massieu Salinas expuso que México y Estados Unidos han construido una relación multifacética, madura e institucional; y que los mandatarios de ambas naciones sostuvieron nueve encuentros bilaterales, de los cuales, tres se llevaron a cabo en este año.

En ellas, se lograron avances para diversificar la agenda e ir más allá de los temas tradicionales de seguridad o migración, y para institucionalizar los mecanismos bilaterales que trasciendan  coyunturas y administraciones. Con ello, se prevé que la frontera sea más eficiente y el tránsito de mercancías y personas más ordenado y seguro; además se dieron pasos firmes para seguir construyendo a la región de América del Norte como la más competitiva y dinámica del mundo.

           

Por otra parte, señaló que durante el periodo 2015-2016, la diplomacia mexicana se guía por la diversificación de las relaciones políticas y comerciales con socios no tradicionales y mediante el fortalecimiento de vínculos estratégicos con aliados históricos. Así como por el activismo multilateral vigoroso y propositivo, la promoción del libre comercio y procesos de integración, y la protección y empoderamiento de las comunidades en el exterior.

En este sentido, refirió que en la sesión especial de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el problema mundial de las drogas, se impulsó la adopción de un consenso internacional para privilegiar un esquema de prevención y salud pública, donde se expuso que el enfoque punitivo no es suficiente.

Sobre el comercio ilegal de armas, la titular de la SER puntualizó que 70 por ciento de armas decomisadas en México están vinculadas a un comprador o distribuidor en Estados Unidos, por lo que la diplomacia mexicana promueve acuerdos multilaterales que regulen el tráfico de armamento, como el Tratado sobre el comercio de armas para evitar que lleguen a manos equivocadas.

Asimismo, destacó el despliegue de las primeras 12 postulaciones militares individuales para operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU en Haití, Sahara Oriental y Líbano; una de las decisiones de política exterior más importante de tiempos recientes que da cuenta del peso e influencia del país como actor con responsabilidad global.

La canciller también se refirió a los avances relativos a las fronteras, como la autorización a empresas mexicanas para operar en la zona especial del Mariel, en medio del proceso de transformación económica de Cuba. 

Precisó que al entrar en vigor el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica (TPP), se obtendrá acceso a un mercado de 157 millones de consumidores potenciales y convertirá a América del Norte en una plataforma de exportación a Asia Pacifico.

Por otra parte, dijo que entre los logros más visibles se encuentra el avance en el sistema de interconexión eléctrica de los países para América Central, el lanzamiento de la Autopista Mesoamericana de la Información y el avance en la modernización del corredor Pacífico, una arteria logística y comercial que va desde Puebla hasta Panamá.

Asimismo, Ruiz Massieu destacó la ratificación por parte del Senado de la República de 35 embajadores y cónsules generales, eje esencial de la estrategia en Estados Unidos, y del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, con el México escribe historia y gana futuro.

Al fijar el posicionamiento del Grupo Parlamentario del PRI, la senadora Marcela Guerra Castillo dijo que la cancillería tiene un diagnóstico claro del contexto internacional, lo que ha derivado en una estrategia armónica en congruencia con los principios que busca defender el país.

Comentó que en su Grupo Parlamentario creen en un nacionalismo moderno; y celebró que la política exterior se ejerza con un sentido social, y la diplomacia se vea como un servicio público que concilia principios e intereses.

Hizo un llamado para que México continúe como un “campeón del libre comercio y la integración”, porque se trata de una apuesta estratégica y pragmática que busca beneficiar al comercio exterior, que aporta 63 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Mariana Gómez del Campo, senadora del Grupo Parlamentario del PAN, afirmó que decisiones como tardar seis meses en designar un embajador, han provocado que la relación con Estados Unidos se haya debilitado de forma alarmante, pues en aquél país habitan más de 11 millones de connacionales, además de que hay un intercambio comercial de mil 500 millones de dólares. “De ese tamaño ha sido la ceguera”, apuntó.

Con la invitación a Trump, el gobierno hizo gala de imprudencia y desconocimiento, pues violó todas las normas diplomáticas en detrimento de la relación bilateral; además, mostró que está lejano a la realidad de los mexicanos que se sintieron ofendidos por el candidato republicano “¿Será acaso que el Presidente no escucha a su secretaria de Relaciones Exteriores? ¿Qué pasará si gana (Trump)?”, refutó.

Refirió igualmente acciones de grandes consecuencias, como el voto de México a favor de la resolución del Consejo Ejecutivo de la UNESCO, el 13 de octubre pasado, con la que se ignora los vínculos del judaísmo y cristianismo con la llamada “Explanada de las Mezquitas”, donde se encuentra el Muro de los Lamentos, por lo que pidió a la canciller rinda un informe al Senado.

En representación del Grupo Parlamentario del PRD, el senador Zoé Robledo Aburto sostuvo que la política exterior mexicana se ha mantenido permanentemente en crisis por el acercamiento con gobiernos altamente represores, en especial del Medio Oriente, en un afán de colocar el interés comercial por encima de los valores de democracia, libertad y respeto a los derechos humanos que daban reconocimiento mundial a México.

Lamentó particularmente la pérdida de la dignidad, que antes definía a México frente al mundo, por hechos como el “comes y te vas” que dijera Vicente Fox a Fidel Castro; el montaje gracias al cual se liberó a Florence Cassez, acusada por secuestro; y finalmente, “la invitación a Trump que nos humilló ante el mundo. ¿En qué momento perdimos la brújula moral?”, cuestionó.

Consideró que la titular de la SRE ha sido “relegada” o “superada” dentro del gabinete, por lo que le solicitó revalorar su posición, a fin de emprender acciones que permitan revertir los daños a la política exterior, lo cual requiere se actúe en concordancia con los valores de la diplomacia mexicana frente a los actos que afectan los intereses nacionales y de protección de derechos humanos en el ámbito internacional.

Por el Grupo Parlamentario del PVEM, el senador Juan Gerardo Flores Ramírez dijo que actualmente nos encontramos en un escenario donde predominan fenómenos como la volatilidad económica, las crisis migratorias, los problemas ambientales y distintas tensiones políticas que dificultan la agenda internacional de nuestro país.

Destacó la preocupación de la sociedad mexicana por la posición ideológica radical del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, quien ha utilizado en su campaña una retórica basada en la división, el encono, el racismo, la anti-integración y la retórica de los que siembran odio.

Flores Ramírez expresó que para el entorno actual y el que se vislumbra “no podemos permanecer anclados a visiones que corresponden al siglo pasado”; y manifestó que el Senado de la República habrá de colaborar en forma activa en cualquier esfuerzo que tenga por objeto empoderar a nuestras comunidades en Estados Unidos, ante el entorno adverso que estamos viendo.

El senador Manuel Bartlett Díaz, de Grupo Parlamentario del PT, advirtió que la política exterior de México hacia Estados Unidos “es de un entreguismo absoluto, que ha establecido un grave peligro para la soberanía nacional”.

Consideró que nuestro país no puede comprometerse, tener candidatos presidenciales o hacer política en la Unión Americana a favor de uno u otro, y cuestionó: ¿El Presidente violó o no el principio de no intervención en su asociación con Trump? 

Señaló que en acuerdo con el vicepresidente de esa nación se promueve una integración eléctrica, con el propósito de que el Sistema Eléctrico Mexicano y su infraestructura les sirvan a compañías norteamericanas para penetrar territorio centroamericano y llegar hasta Sudamérica, ¿esa es la integración que presumen?, preguntó.

Visto 1378 veces Modificado por última vez en Domingo, 11 Diciembre 2016 21:34