Bolivia, una relación estratégica para México, afirma el senador Eduardo Ramírez

Escrito por
  • El presidente del Senado dio la bienvenida en Sesión Solemne al presidente de ese país, Luis Arce Catacora.
  • Ante estragos de la pandemia, el mandatario llamó a trabajar por la condonación de las deudas externas de países pobres.

 

En la Sesión Solemne para recibir al presidente del Bolivia, Luis Alberto Arce Catacora, el senador Eduardo Ramírez destacó la necesidad de consolidar, desde el ámbito parlamentario, una relación estratégica para México.

 

El presidente de la Mesa Directiva refrendó la amistad del pueblo mexicano con esa nación y felicitó al mandatario, por obtener el respaldo de las y los bolivianos, en una elección democrática, de gran importancia histórica y trascendental para el futuro de ese país.

 

México y Bolivia, señaló Eduardo Ramírez, nos reconocemos como naciones de composición pluricultural, sustentada en sus pueblos originarios, y estamos comprometidos por fortalecer sus derechos humanos, su autonomía y su libre determinación, enalteciendo sus conocimientos ancestrales, sus tradiciones y su cosmovisión ligada a la naturaleza.

 

Dijo que la primera visita oficial a México, de Arce Catacora, reafirma la amistad sincera y la disposición que existe el más alto nivel para revitalizar la relación diplomática, que se formalizó hace 190 años.

 

El legislador celebró la decisión de Bolivia, por reincorporarse a foros como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, cuyos trabajos se guían por el diálogo, la concertación y cooperación, en beneficio de una verdadera integración.

 

El presidente de Bolivia, Luis Alberto Arce Catacora, hizo un llamado para trabajar, ante los estragos de la pandemia, en un marco global que impulse la reestructuración, condonación y refinanciamiento de las deudas externas de los países pobres y en vías de desarrollo.

 

Desde la Tribuna del Senado mexicano, el mandatario manifestó que los organismos internacionales deben solidarizarse con la lucha contra la actual emergencia sanitaria mundial y ayudar al alivio de la deuda externa.

 

No puede ser posible que, mientras nuestros países vienen enfrentando la pandemia y erogando recursos a organismos internacionales, no dejemos de pagar ni capital ni intereses, expresó.

 

Advirtió que hay naciones en el mundo que no podrán cumplir con el pago de su deuda externa, pero hay otros que haciendo esfuerzos “podemos reprogramar los pagos, por lo que se necesita una estrategia mundial para resolver este problema, especialmente de los más pobres”.

 

La problemática está planteada, la necesidad de conversar a nivel global es imperativo. La recuperación económica, debe centrarse en las personas, en el desarrollo sostenible, y con ello, la transformación democrática de los organismos financieros mundiales.

 

Luis Arce consideró que es momento de ser creativos en el diseño de verdaderos programas y proyectos de cooperación, que atiendan las necesidades de los más recónditos lugares de nuestros territorios. “Es la era de la verdadera inclusión que nuestros pueblos demandan”, subrayó.

 

Además, destacó la importancia de aglutinar fuerzas para la lucha mundial contra el Covid-19, pues los esfuerzos que hacen las naciones se encuentran en riesgo por el avance de la mutación del virus, que puede demandar nuevas vacunas y pruebas.

 

Ello, alertó, haría que todos los esfuerzos que estamos haciendo pudieran ser inútiles ante la propagación y mutación del virus, por lo que es muy importante que la estrategia contra la pandemia sea de carácter multilateral.

 

Denunció que hay países que no toman las acciones debidas y ponen en riesgo a todos sus vecinos. El presidente refrendó el compromiso del gobierno y pueblo boliviano para seguir trabajando conjuntamente por el bienestar de las naciones hermanas y fortalecer el promisorio destino de América Latina.

Compartir: