Ningún órgano autónomo está en riesgo. La critica es parte de la democracia: afirma @martibatres Presidente del Senado

Escrito por Nancy Rodríguez

            Por Nancy Rodríguez

  • En México se lleva cabo un proceso para ampliar y profundizar la democracia, asegura. 

El presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, afirmó que en México se lleva cabo un proceso para profundizar la democracia y, en este contexto, aseguró que no están en riesgo los órganos autónomos, “que sí representan un contrapeso y obedecen a espacios de decisiones de la sociedad”. 

De esta forma, Batres Guadarrama negó que exista una persecución contra los órganos autónomos e hizo notar que así como se revisa la actuación del Congreso de la Unión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación o al Presidente de la República, así se revisa a los órganos reguladores. 

Recordó que de acuerdo con la ley la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos cuentan con autonomía técnica y operativa, pero son dependencias del Poder Ejecutivo Federal y también están sujetas a la crítica, el escrutinio y a la evaluación ciudadana. 

El senador agregó que entre las facultades del Ejecutivo está conducir la política energética. Así, asentó, dichas comisiones deben seguir los planes y estrategias del gobierno en esta materia. 

“Nadie se extraña de que se critique al Congreso de la Unión. Nadie se extraña de que se critique a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Nadie se extraña de que se critique al Presidente de la República. Por qué habría de extrañarnos que se critique a estos órganos reguladores de energía. También están sujetos a la crítica, al escrutinio, a la evaluación ciudadana”, expresó. 

No obstante, explicó que los órganos autónomos son de distinta naturaleza y “no se puede meter a todos en el mismo saco”. En el caso de UNAM, el Instituto Nacional Electoral o la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la autonomía les permite autogobernarse y la que se refiere a los pueblos originarios está relacionada con el territorio de los propios pueblos. 

Aclaró que para cambiar el sentido de la autonomía de algún órgano, hace falta una reforma constitucional y esa determinación “pasa por un amplio consenso”. Así que “no veo que ninguna de las autonomías, que sí son contrapeso y que sí obedecen a espacios de decisiones de la sociedad, esté en riesgo alguno”. 

El presidente de la Mesa Directiva acotó que con el respeto al voto y a la libertad de expresión, mecanismos de participación ciudadana como la consulta popular o la tipificación del fraude electoral y el uso de programas sociales con fines electorales como delitos graves, “lo que estamos viviendo es un proceso de ampliación de la democracia en México”.

Compartir: