¿Lujuria o instinto animal? de legisladores panistas

Escrito por
EL DIPUTADO LUIS ALBERTO VILLARREAL,  COORDINADOR DE LA BANCADA PANISTA EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS, BAILANDO CON UNA MUJER QUE SE DESCONOCE SU IDENTIDAD EL DIPUTADO LUIS ALBERTO VILLARREAL, COORDINADOR DE LA BANCADA PANISTA EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS, BAILANDO CON UNA MUJER QUE SE DESCONOCE SU IDENTIDAD

ORO SÓLIDO

Por Nancy Rodríguez R.

 ¿Lujuria o instinto animal? de legisladores panistas

Lujuria (del latín luxus: 'abundancia', 'exuberancia') es el deseo sexual desordenado e incontrolable.

Lascivia, asimilable a lujuria, es el apetito o deseo excesivo de placeres sexuales.

La consideración legal, ética y moral de los comportamientos considerados lujuriosos tiene características personales y sociales. Así, hay que distinguir el comportamiento sexual humano que puede considerarse delito según la legislación  (dependiendo de los países el adulterio, la prostitución o la pornografía, entre otros).

En general, los comportamientos lujuriosos tienen la exacerbación y el descontrol sexual como característica fundamental. Esto tiene su explicación en el hecho de que casi todo comportamiento que involucre estimulación sexual, dependiendo de su intensidad, genera un goce cuya magnitud, difícilmente, puede compararse con el goce generado por otras actividades, como el trabajo de  legislar, vacacionar o convivir con la familia.

 El deseo de experimentar un goce superior, mediante la repetición, constante o no, de dicho estímulo, es en consecuencia la codicia por dicho goce, mismo que puede impulsar a abandonar la responsabilidad de controlarse. En pos de prolongar el goce experimentado y echar al olvido sus deberes sociales adquiridos.

La Iglesia Católica enseña que la vida humana y la sexualidad humana son ambas inseparables y sagradas, y condenó como herejía el maniqueísmo, creer que el espíritu es bueno mientras la carne es mala.

Teoría científica

Según algunas posturas científicas, en los humanos se distinguen dos instintos, el instinto de supervivencia y el instinto de reproducción.

Para el animal, el instinto es actuar biológicamente. Por ejemplo huele una hembra en celo y tiene la necesidad de reproducirse.

Según las teorías de Sigmund Freud, el ser humano carecería de instintos, y en su lugar tendría lo que se denomina pulsiones. Las pulsiones humanas fundamentales serían el Eros, que engloba las de auto-conservación y las sexuales.

La evolución del hombre en sociedad, permite trascender del estado animal al Ser Humano. Con autodeterminación y control de sus propios instintos y su propia naturaleza, para ser considerado un Ser Superior.

El conocimiento genera responsabilidad. El que no sabe es como el que no ve.

Finalmente,los legisladores panistas habrán de responder a su grupo parlamentario, a su consejo político y, creo,  a sus familias. 

Compartir: