Lunes, 18 Abril 2016 15:22

Ivonne Ortega en MX y Hillary en EU darán iluminación, gracia y compasión en la presidencia

Escrito por
Rate this item
(1 Vote)

Por Nancy Rodríguez

“Estoy listo para una mujer en la presidencia, me gustaría ver a una mujer aportar más compasión e igualdad, menos miedo y más inclusión” Esto es lo que declaro el guitarrista mexicano Carlos Santana a la revista Billboard en relación al proceso electoral que se vive en su país de adopción: Estados Unidos.

Para Santana,  tras la histórica elección que llevo a Barack Obama a la presidencia de EU, ha llegado la hora para que una mujer sea la presidenta de ese país.

“Quiero a los demócratas, a cualquiera de los dos. Pero me inclino más por Hillary”,  y agrega  “En Estados Unidos somos muy afortunados al ser un experimento social. Ya hemos tenido un presidente negro, ahora podríamos tener a una mujer llevando las riendas y con un poco de suerte lo haría con más iluminación y más gracia”

“Deseo a alguien diferente, para que nos traiga igualdad, justicia, imparcialidad y para que diga alto y claro que hay bastante para todos. Es una mentira que no hay suficiente para todo el mundo. Así es como generan miedo", añadió.

En el fondo, lo único que le pide el exitoso músico originario de Autlán, Jalisco, es que acabe con los mensajes de odio y miedo contra los inmigrantes. Y una mujer lo puede lograr.

De igual manera en México, definitivamente, ya es momento para nuestro propio “experimento social”, una mujer fuerte, con determinación, con garra y pasión por hacer de México un país mejor su nombre: Ivonne Ortega.

Así como Santana ve en el futuro de EU más compasión e igualdad, menos miedo y más inclusión con Hilary, yo lo veo con Ivonne Ortega en México. 

Ella cuenta con más del común de los candidatos, podríamos decir que las cartas que presenta Ortega Pacheco son las mismas de muchos; presidenta municipal de su tierra natal Dzemul, Yucatán, Diputada Local, Diputada Federal, Senadora, Gobernadora y el haber sido Secretaria General del CEN del PRI, y aunque esto es bastante impresionante por sí mismo, no es lo que la hace diferente a cualquier otro aspirante a la presidencia de este país, mujer u hombre.

Lo que la hace diferente es su experiencia de vida, esa experiencia que nos revela la luz y la fuerza que tiene Ivonne por dentro, veamos:

De familia numerosa esta mujer yucateca, a muy temprana edad, supo lo que eran las carencias económicas en carne propia, dejo la secundaria para conseguir que comer el día a día. Y esto no lo aprendió, precisamente,  a través de un diplomado en economía de Harvard o en una estadística del INEGI. No, ella supo de esas necesidades en tiempo real y también en tiempo real busco la forma de superarlas.

Para Ortega el problema de la falta de escuelas y de oportunidades educativas no es un tema que veía como nota en el noticiero estelar, o un discurso del Secretario de Educación en turno. No, para ella es una historia personal de sensibles recuerdos.

El apoyo a las madres trabajadoras es otro “cliché” muy recurrente en los temas de campaña, para la ex Secretaria General del CEN del PRI es un tema cotidiano, con el que convive a diario con su hijo Álvaro Humberto.

Mientras que para otros  “la creación de empleos” es una frase pegadora para adornar un discurso, para Ivonne significaba un reto. Después de vender tacos en un puesto ambulante, a base de esfuerzo cotidiano, alcanzó establecerse en un pequeño negocio dentro de un mercado local.

Ella sabe lo que significa  juntar cada semana lo de la nómina, sabiendo que de no hacerlo, esas personas que confiaban en ella, como patrona, no podrían llegar a sus casas a poner comida en la mesa, si ella les fallaba.

De la misma manera, el combate a la obesidad es un tema socorrido en las arengas de campaña, pero para Ivonne Ortega fue una batalla muy personal, siendo apenas veinteañera y ya como diputada federal pesaba 116 Kg. Al saber que sería candidata a gobernadora y que uno de los principales problemas de su estado era la obesidad infantil se propuso predicar con el ejemplo; bajo 44 kilos “Como me puedo  parar en un estrado a decir voy a combatir la obesidad infantil si no puedo combatir mi propia obesidad”, dijo en su momento.

Lo cierto es que la ex Gobernadora de Yucatán siempre ha remado contra corriente (y esa es una de sus grandes fortalezas), entre otros ejemplos, le arrebató la Gubernatura al PAN en el 2007, enfrentando una desventaja de 20 puntos porcentuales y a pesar de tener en la presidencia de la república al panista Felipe Calderón, logró el triunfo.

“Quiero estar en la boleta  como candidata del PRI a la Presidencia de la República en 2018 y que la gente decida si voy o no a Los Pinos”, se auto destapa sin titubear la actual diputada federal priista.

“Conozco las necesidades de la mayoría de los mexicanos porque las viví en carne propia”, afirma categórica.

Ivonne Ortega no ha dejado nada a la improvisación. No sólo tiene "calle" tambien tiene "tablas política y "académia". El camino de su superación ha sido largo y continuo, en su juventud tras lograr una estabilidad económica termino la secundaria y continuó sus estudios profesionales.

Tiene una Licenciatura en Derecho por el Centro Universitario de España y México y estudios de posgrado en Marketing Político por el ITAM y Cursos por la Universidad George Washington Así como maestría en Políticas Públicas Comparadas por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Así que de vender tacos de carnitas en un puesto ambulante en su natal Yucatán, pasó a impartir  conferencias magistrales  en prestigiados centros educativos como lo hizo, recientemente en el mismo ITAM.

Por eso, comparto el pensamiento de ese gran músico Jalisciense Carlos Santana“Una mujer en la presidencia traería más compasión e igualdad, menos miedo y más inclusión” y esa mujer para México es Ivonne Ortega Pacheco.

Read 3436 times Last modified on Miércoles, 27 Abril 2016 08:49
Compartir:
                             

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.