“De mi padre aprendí el valor del trabajo, el orgullo de ser mexicano y dedicar una vida a servir a éste gran país”: @JoseAMeadeK

Escrito por Nancy Rodríguez

Por Nancy Rodríguez

Hoy, en el día de la Familia, una vez más, en el 89 aniversario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el candidato de la Coalición Todos por México a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, vuelve a destacar la importancia de sus raíces.

Desde su llegada, el candidato no dudo en abrazar y besar en la mejilla a su amado padre.

Don Dionisio Meade lo acompañó como siempre. No se cansa de admirar a su hijo en el templete y de escuchar sus compromisos de campaña.

Incluso, una y otra vez saca su celular para tomar fotos de la presencia de su hijo, José Antonio durante su exposición.

Don Dionisio, al igual que su esposa del candidato Juana Cuevas, son pilares importantes en el camino rumbo a la Presidencia de la República de Meade Kuribreña.

Durante su discurso José Antonio Meade acepta y se compromete: “reconocemos políticas equivocadas, estamos decididos a impedir que el país vuelva a tropezar”.

Don Dionisio, no pierde de vista a su hijo, junto con él sabe el reto que estas palabras representan.

Y le da calor a don Dionisio y se quita la chamarra, Así en mangas de camisa continúa escuchando las palabras de su hijo.

“Hay en México legítimas expresiones de enojo y decepción, hay en México un fundado reclamo, malestar e indignación por la inseguridad y la violencia, por la impunidad y la corrupción”.

Y agrega “Pero hay en México millones de servidores públicos honestos, de todos los partidos…”

Y llega el momento de don Dionisio.

“Soy hijo de un priista. De mi padre Dionisio aprendí el valor del trabajo, el orgullo de ser mexicano y dedicar una vida a servir a este gran país”.

Las miradas y los aplausos se van hacia don Dionisio quien, agradece el gesto de los presentes, con una señal de gratitud con su mano derecha.

Para Meade, la familia es importante.

Dionisio Meade es, indudablemente, el hombre fuerte de José Antonio Meade.

 

Compartir: