La Riqueza se Comparte, para dejar de ser animal.

Escrito por
ORO SOLIDO

Por: Nancy Rodríguez R.

La Riqueza se Comparte, para dejar de ser animal.

Secuestros, asesinatos, robos e inseguridad física y emocional, es lo que ha dejado la descarnada ambición y desmedida voracidad de unos cuantos empresarios, que coludidos con políticos han depredado la riqueza de nuestro país.

Es irónico ver que algunos de los empresarios más importantes de nuestro país, viajan en el avión presidencial, y se van inquietos y temerosos, porque en sus estados les están matando, secuestrando y amenazando a sus hijos, a sus familiares.

Estos grandes y medianos empresarios tienen que entender que hay que compartir la riqueza con quien menos tiene. Además, deben  tratar mejor a sus trabajadores y preocuparse por su comunidad.

No todos tienen el privilegio de conocer, saber, aprender y detonar grandes empresas que les den riqueza económica y mejores niveles de vida. Entonces hay que compartir!

No sólo se trata de pagar más impuestos, se trata de dar el conocimiento, de ser generosos y transmitir la experiencia a cambio de, únicamente, la satisfacción de ayudar.

Esto, lo sabemos,  es lo complicando del ser humano, y los mexicanos no están exentos de esta condición del hombre; la difícil convicción y sabiduría de dar sin recibir.

Que pague más, el que gane más. Es un principio que debe prevalecer en la nueva política económica en México. La desigualdad social duele y enferma física y emocionalmente.

Cueste lo que cueste, hay que entender que el mundo cambia. Se debe enfatizar que compartimos,  ó la riqueza y abundancia desaparece. Se desvanece el ser humano, la esencia, la generosidad, la bondad, la dignidad, desaparece el hombre y prevalece el animal.

Vivimos en un país que nos han dicho que hay que pedir, tomar, demandar, solicitar; nunca nos han enseñado a dar, ayudar, aportar, eso difícilmente se enseña.

Este es el momento de cambiar y romper paradigmas. Tenemos que aprender a dar y ser generosos. Tenemos que ser mejores hombres y mujeres.  Si tenemos la oportunidad de tener, generar y lograr riqueza y abundancia, hay que compartir y ayudar a otros a que logren mejores niveles de bienestar.

Tenemos que sacar el ORO SOLIDO que tenemos dentro y ponerlo al  servicio de quien más lo necesita.

Si eres el ejemplo serás la inspiración, de tus hijos y de muchos más. 

@nancyestopress  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

Compartir: