PLANTEA MORENA REFORMA PARA PROHIBIR PLÁSTICOS DESECHABLES DE UN SOLO USO

Escrito por

El Grupo Parlamentario de Morena presentó una iniciativa de reforma para fomentar el cuidado del medio ambiente, a través de la reducción drástica del uso de plástico desechable y generar medidas que permitan al Gobierno ser un actor importante en la instrumentación de campañas que ayuden a mejorar los procesos de consumo y gestión de residuos de un solo uso.

  • Se estima que anualmente en México se producen alrededor de 200 botellas de Pet por cada habitante, lo que nos coloca entre los países que más desechos produce debido al alto consumo de refrescos y agua embotellada.

En la propuesta, el coordinador y vicecoordinadora de la bancada, Mario Delgado Carrillo y Tatiana Clouthier Carrillo, respectivamente, expusieron que en nuestro país se producen 300 millones de toneladas de plásticos al año de las cuales sólo se recicla el 3 por ciento.

Además, comentaron que se estima que al año se producen alrededor de 200 botellas de Pet por cada mexicano, lo que nos coloca entre los países que más desechos de Pet produce debido al alto consumo de refrescos y agua embotellada.

Ante esta situación, diputadas y diputados de Morena decidieron presentar una iniciativa para plantear la prohibición de la comercialización o entrega de materiales plásticos desechables de un solo uso.

En la reforma a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos se establecen los criterios de una política ambiental enfocada a la reducción del uso de materiales plásticos, incluir en la ley los conceptos de materiales biodegradables no reutilizables y no biodegradables.

En conferencia de prensa, el coordinador Mario Delgado declaró que un tercio de todos los residuos urbanos generados en América Latina y el Caribe termina en basureros a cielo abierto o en el medio ambiente, lo que genera contaminación del suelo, del agua y del aire.

En el caso de México, los plásticos constituyen casi el 13 por ciento de los residuos sólidos urbanos; el 50 por ciento de los bienes hechos de plástico están diseñados para usarse una sola vez, entre los que se encuentran los empaquetados, bolsas de supermercado, envases, popotes, cubiertos desechables, entre otros.

Por su parte, la vicecoordinadora Tatiana Clouthier, explicó que estamos en una era de emergencia donde no solamente la sociedad está más consciente de esto que tenemos que ir caminando a dejar de producir esta cantidad de materiales que no tienen una descomposición rápida y pronta.

“Hemos atacado nuestros mares, hemos atacado nuestras playas, el medio ambiente en general e internacionalmente inclusive en la agenda México 2030 existe una urgencia de todos los ciudadanos del planeta a que actuemos en consecuencia”, criticó.

 Esta iniciativa que cuenta con el aval de un gran número de legisladores establece las facultades que los distintos órganos de gobierno tendrán dentro de la nueva política del manejo y reducción del uso de plásticos, por lo que corresponderá a la Federación promover la participación de las cámaras industriales comerciales y de la sociedad civil para prevenir el uso de plásticos desechables de un solo uso.

Además, establecer alianzas estratégicas con las asociaciones dedicadas a la producción de plástico para cambiar los hábitos negativos al medio ambiente e innovar en el uso de materiales para extender el ciclo de vida del uso de materiales; promover una mejor gestión para reducir la cantidad de plásticos vertidos al medio ambiente.

La reforma a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos faculta a la Federación a promover la participación de las Cámaras Industriales, comerciales y de la sociedad civil para prevenir el uso de plásticos desechables de un solo uso; establecer alianzas estratégicas con las asociaciones dedicadas a la producción del plástico para cambiar los hábitos negativos al medio ambiente e innovar en el uso de materiales para extender el ciclo de vida del uso de materiales.

Así como promover una mejor gestión para reducir la cantidad de plásticos vertidos al medio ambiente.

Mientras que a las entidades federativas se les faculta para prohibir, a través de su legislación, la comercialización o entrega de materiales plásticos de un solo uso en actividades comerciales o de servicio.

Compartir: