El Presidente López Obrador conmemoró el Día de la Bandera; refrenda compromisos de desarrollo en Quintana Roo

Escrito por

    Chetumal, Quinatan Roo 24 febrero 2019

La Bandera Nacional es uno de los símbolos patrios que, junto con el escudo y el himno, representan la esencia de nuestra nación, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador en Chetumal, Quintana Roo. 

Al encabezar la ceremonia por el Día de la Bandera, el mandatario convocó a los mexicanos a unirse en el proceso de transformación del país, a ser parte del cambio por el camino de la concordia y la tranquilidad.

“Tenemos que unirnos todos los mexicanos. El partido ahora es sólo uno, se llama México”, subrayó.

El titular del Ejecutivo sostuvo que en adelante se festejará este día con la participación de militares y civiles “porque soldados y ejército provienen de las entrañas de nuestro pueblo”.

Explicó que los colores del lábaro patrio adquieren nuevos significados a partir del actual contexto y los episodios que escribieron la historia nacional.

“El rojo representa la sangre derramada de nuestras luchas de Independencia, Reforma y Revolución. El verde, es la esperanza del pueblo en lograr un futuro mejor, una sociedad con justicia, libertad y democracia. El blanco significa paz”, apuntó.

El presidente refrendó compromisos con el desarrollo de la zona norte de Quintana Roo, como la construcción del Tren Maya para atraer más turismo y generar empleos. Indicó que los mil 500 kilómetros de vías férreas darán paso a un tren moderno que transporte pasajeros y mercancías.

Resaltó que en Chetumal se instalará la sede de la Secretaría de Turismo del gobierno federal.

Ahí mismo, adelantó que se establecerá en un futuro una zona franca, donde bajarán el IVA y el ISR; aumentaremos al doble el salario mínimo y el precio de los combustibles será menor, tal como se llevó a cabo esta acción en la frontera con Estados Unidos a principios de este año.

“Sólo les pido un poco de tiempo. Quiero ver cómo está funcionando en el norte, ya se está aplicando (…) va a haber más facilidades, más inversión, más trabajo y más bienestar. Por si fuese poco, vamos a recaudar más para fortalecer la hacienda pública”, enfatizó.

Con los integrantes del presídium, entre ellos su esposa, Beatriz Gutiérrez Mueller, el presidente entregó la bandera para su custodia a 58 escoltas, de las cuales 15 eran del Ejército, una de la Fuerza Aérea Mexicana, 10 de la Armada de México, 31 de la Secretaría de Educación Pública y una de Asociación Civil.

También tomó protesta a personal de las Fuerzas Armadas que en esta fecha asumen el compromiso de custodiar la bandera.

Simultáneamente, en todo el país se realizaron ceremonias de abanderamiento de escoltas de unidades militares y educativas, así como de organizaciones civiles.

Compartir: