La política es mi vocación, pero mi familia es mi vida: Senador Héctor Yunes Landa

Escrito por
El Senador Héctor Yunes Landa y su pequeño Hectorín El Senador Héctor Yunes Landa y su pequeño Hectorín

ORO SÓLIDO

Por Nancy Rodríguez R.

En el senado, en el estadio de futbol,  de beisbol,  en el parque, en eventos oficiales y con el mismo presidente, le encanta estar con su hijo “Hectorín”, como él lo llama.

El Senador por Veracruz,  Héctor Yunes Landa, disfruta y ama estar con su pequeño hijo.

Esto es lo importante. Esto es lo que la gente quiere ver de sus políticos, señala con vehemencia,  fuerza y pasión el legislador príista.

Hay que considerar este aspecto, comenta el senador, nuestra verdadera riqueza como padres y como familia.

Y en un gesto de confianza y gentileza, se apresta a mostrarme unas fotos de su pequeño “Hectorín” que guarda, en su celular.

Mire es mi hijo. Me refiere.

Se ve y se siente la pasión por sus seres queridos, la viveza y la fuerza por trabajar por ellos, para ellos y por lograr un México mejor.

Claro Senador, le comento entusiasmada, esto es lo valioso de ustedes, los políticos; de donde vienen, hacia donde van y que han hecho de su vida personal que, indudablemente, trasciende a lo público.

El Senador  Yunes Landa,  es presidente de la Comisión de Protección Civil,  e integrante de las comisiones de Energía y Comunicaciones y Transportes del Senado de la República.

Como dato importante, hay que señalar que fue  egresado en 1982, con Mención Honorífica de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, con un promedio histórico de 10 de calificación, en todas las materias de sus estudios universitarios.

Por lo tanto, fue un estudiante becado para continuar su preparación en el extranjero.

Lo cual revela que, además de ser una mente brillante, es un hombre sensible y conocedor de los contrastes que revelan una sociedad desarrollada, y una en vías de crecimiento como es México.

El Senador priísta, tiene decenas de fotografías con su pequeño en brazos. Adora cargarlo y llevarlo al mayor  número de lugares posibles para estar juntos.

Cuando lo visita en el Senado, asegura  “soy el hombre más feliz cuando estoy con él”.

Imágenes llenas de amor incondicional, de ternura infinita y de dicha que se siente y se disfruta, hasta los huesos.

Compartir: