Sangre Nueva y Honesta en la Política: Alfredo Baranda S.

Escrito por
Tenemos una gran deuda con las mujeres  hay que aprovechar su potencial: Alfredo Baranda Tenemos una gran deuda con las mujeres hay que aprovechar su potencial: Alfredo Baranda

ORO SÓLIDO

Por Nancy Rodríguez R.

Transparencia, generosidad, gratitud y compromiso son solo algunas de las palabras que se han apagado en la vida política de nuestro país, así lo señala Alfredo Baranda Sáenz

El joven de 27 años de edad y  presidente de la organización priista “Nuevo México” en el Estado de México,  representa  una luz en la obscuridad. Este joven político, nos habla de la importancia de rescatar el valor de la palabra y la honradez  sobre el deseo de “hacer dinero por hacer dinero”.

“Un político,  debe fomentar, desde las distintas posiciones que pueda representar los valores con congruencia, con el ejercicio de sus funciones en hechos y actuaciones, y generar y propiciar que se retomen en todos los pilares importantes de la política”.

Baranda Sáenz, es un caballero, un hombre educado y gentil, de personalidad segura, mirada noble y con profundos deseos de ayudar y servir a su sociedad.

 “Yo creo que  en México, tenemos un gran problema que es la ausencia de valores, que ha permeado fuertemente en las sociedad y cada vez es más la cultura de hacer dinero por hacer dinero. La gente está más atraída a cosas banales y materiales que en servir”, destaca el joven político.

Y agrega: “antes, había muchos valores,  había congruencia con lo que se decía  y hacía.  Antes lo material no era lo más importante, antes la solidaridad era más importante, la palabra  era lo  más valioso que teníamos”.

El político mexiquense lamentó que en la actualidad, hasta se firman contratos y, desafortunadamente,  la gente no los toma como válidos, los ignoran y no los cumplen, nos dice.

El modelo político actual está agotado, asegura el mexiquense, solo con  sangre nueva, apertura y oportunidad se lograra una regeneración en la práctica política.

Sin duda, señala Baranda Sáenz, hubo un estancamiento en el proceso de modernización de México,   a finales del siglo XX  se paralizo ese gran desarrollo de cambio, de crecimiento.

Destaca que actualmente su partido el Revolucionario Institucional, está retomando la energía de los jóvenes y se le está exigiendo, a este sector que participen y promuevan  trabajo para   construir la nueva nación que necesitamos.

Baranda  sostiene una estable relación de pareja con una bella mujer Ximena Solís, a la que respeta, admira y ama profundamente. Alfredo es un hombre que cree en el matrimonio y desea formar una familia estable como la que le mostraron sus padres, el que fuera gobernador del Estado de México Alfredo Baranda García y su señora madre doña Lucía Sáenz.

A este joven mexiquense  le brota por los poros los principios y valores humanos que le transmitieron, desde pequeño sus abuelos y sus padres.

Pero lo más importante es que desea hacer la diferencia en la práctica política.

Pese a las resistencias de algunos grupos políticos, el joven priista asegura que ya empezó el cambio. Existe una generación de mujeres capaces de ocupar posiciones políticas y un sector joven dispuesto a marcar el cambio en México.

“Yo creo que para los jóvenes es fundamental que comprendamos la situación del México actual, que está exigiendo y a la vez permitiendo y brindando  todas las facilidades para que seamos nosotros mismos, los jóvenes, quienes llevemos a México a su máximo potencial”.

Palabras de Oro Sólido de un joven político que tiene la sangre  para hacer el cambio que todos deseamos. Alfredo Baranda Sáenz representa una luz que resplandece en la obscuridad.

Compartir: