APRUEBAN DIPUTADOS RECONOCER LA VIOLENCIA DIGITAL CONTRA LAS MUJERES

Escrito por

La Cámara de Diputados aprobó el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforma la fracción VI y recorriéndose la subsecuente del artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para incluir la violencia digital como un tipo de violencia contra las mujeres.

El presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Igualdad de Género, su presidenta, la diputada de Morena, Wendy Briceño Zuloaga, destacó que este proyecto es una aportación que se hace en forma conjunta con organizaciones de la sociedad civil, como el Frente Nacional por la Sororidad, Brujas Feministas, Red Mexicana de Prevención a la Violencia, Masculinidad es Rosa, Aquelarre Feminista, Colectivo Humanas, Colectiva Políticamente Incorrectas, Insurrectas Gobiernos, Defensoras Digitales.org, y es mejor conocida como Ley Olimpia.

Al fundamentar el dictamen, la diputada sonorense advirtió que, si bien las nuevas tecnologías presentan grandes beneficios, el espacio digital alberga nuevas conductas delictivas.

“No sólo de aquellas tocantes a delitos tecnológicos contra bienes, entes privados o relacionados a fraudes o ataques a redes de comunicación, sino que el anonimato y la masificación de usuarios permite que los delitos en materia de acoso, hostigamiento y violencia sexual, se reproduzcan en detrimento de los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres”, subrayó.

Lamentó que cada vez más común conocer casos en los que las imágenes y videos de contenido sexual de adolescentes y mujeres, son difundidos sin su consentimiento. También la cifra de acoso, hostigamiento y amenazas hacia las mujeres por medio de plataformas digitales ha ascendido.

“Lo anterior da cuenta de cómo la tecnología y el mundo digital se han vuelto un nuevo campo por medio del cual el patriarcado pretende seguir controlando nuestras vidas y nuestros cuerpos, pero no lo vamos a permitir”, dijo.

De esta manera, agregó la diputada, el dictamen en comento sostiene que entre los tipos de violencia hacia las mujeres que se reconocen en la Ley General de Acceso de la Mujeres a una Vida Libre de Violencia se encuentra la violencia digital.

Y clasifica a la misma como los actos de acoso, hostigamiento, amenazas, insultos, vulneración de datos e información privada, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión de contenido sexual sin consentimiento, textos, fotografías, videos y/o datos personales u otras impresiones gráficas o sonoras, verdaderas o alteradas, o cualquier otra acción que sea cometida a través de las tecnologías de la información y la comunicación, plataformas de Internet, redes sociales, correo electrónico, aplicaciones o cualquier otro espacio digital y atente contra la integridad, la dignidad, la intimidad, la libertad, la vida privada o vulnere algún derecho humano de las mujeres.

Al incluir la violencia digital en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, explicó Wendy Briceño, se establecerán las medidas de coordinación entre la federación, las entidades federativas y los municipios para prevenir, sancionar erradicar y reparar el daño ocasionado por la violencia digital, así como los principios y modalidades para garantizar que las mujeres tengamos una vida libre de violencia digital.

“Esto es un paso importante para erradicar la impunidad ante esta violencia que tanto nos lacera, pero debemos transitar hacia espacios libres de violencia, pues las sanciones serán importantes para la erradicación de la violencia digital”, comentó.

Wendy Briceño llamó a frenar el uso, consumo y difusión de contenidos violentos contra los derechos de las mujeres desde nuestro círculo cercano y en el ámbito más amplio. “No es juego, no puede haber impunidad para quienes fomentan, lucran, comparten y difunden estos contenidos. Lo virtual es real”.

“Seguiremos luchando y resistiendo desde las protestas masivas y manifestaciones, identificando y denunciando violentadores; etiquetando con hashtag la omisión o la complicidad, porque hemos aprendido de los grandes movimientos digitales como “Me Too”, y asumimos la responsabilidad que nos toca en lo personal y como representantes de la nación”, concluyó.

Compartir: